“Bibliotecas y bibliotecarios del siglo XXI”

Entrevista con Mabel Kolesas. Bibliotecarios que estén al frente de bibliotecas, una invitación “afectiva” de éstas para lograr el acercamiento de la comunidad, el conocimiento y la pasión como motores de esa y todas las actividades, son algunos de los conceptos que compartió la especialista en una charla con Nosotros . textos de Revista Nosotros.

Mabel Kolesas vino a esta capital ( Buenos Aires,  Argentina ) recientemente para ofrecer una conferencia sobre “Bibliotecas y bibliotecarios del siglo XXI. Nuevos objetos, nuevos roles” y para sumar su opinión en temas claves como el rol de la biblioteca pública y en la escuela, la promoción de la lectura y el estudio, que abordó junto a sus pares, precisamente, en el marco de la celebración del Día del Bibliotecario.

La charla con Nosotros incluyó un breve repaso de su extensa trayectoria que la encuentra, en el momento actual, al frente de la Biblioteca del Docente, que pertenece al Ministerio de Educación del Gobierno de Buenos Aires, y a cargo del Centro de Documentación e Información del Instituto de Investigación Gino Germani (Facultad de Ciencias Sociales de la UBA). Pero también presentando el último de sus libros: “Una introducción al rol de la biblioteca en la educación del siglo XXI”, en el que aúna experiencias e investigación sobre “cómo deberían ser las bibliotecas en este siglo para procurar el acceso a la información y al conocimiento”.

¿Cómo deberían ser?
Deberían ser bibliotecas que inviten natural y afectivamente a los chicos, a los jóvenes, a los docentes, a los bibliotecarios, a la gente toda. La biblioteca tiene que ser un lugar natural de acceso. Afectivamente uno tiene que ir a la biblioteca a buscar información, no solamente de estudio o investigación, sino también información cotidiana. Para mi esa es la concepción de la biblioteca: si tengo que reservar entradas para un concierto, encontrar información sobre una iglesia, sobre toda la vida y la cultura cotidiana.
Fundamentalmente, la biblioteca tiene que ser el lugar para tratar la curiosidad; el lugar para despertar y activar e incentivar la curiosidad que es, para mi, la madre del conocimiento, la génesis del conocimiento, de la investigación, del explorar, del indagar. Esa es la curiosidad bien encauzada y es la que tiene que fomentar la biblioteca.

Usted dice que “deberían ser”, o sea que no lo son…
Este país no tiene cultura bibliotecológica ni cultura de la información. La Biblioteca Nacional está en marcha recién ahora con una colega al frente, como vicedirectora, que está encauzándola. Hay bibliotecas, algunas universitarias, que son muy buenas.

Usuarios de información
La charla con Kolesas se desarrolla precisamente en una biblioteca universitaria que es, además, pública. Su directora, Marisa Puliotti, admite que “tratamos, en la labor cotidiana, de acercarnos lo más posible a la imagen que debería tener la biblioteca ideal y en esta tarea tenemos el apoyo del secretario de Cultura de la Universidad Nacional del Litoral, Luis Novara“.

Creo que la biblioteca ideal no existe porque el concepto se va renovando y cambiando constantemente. Además, la tecnología trae aparejado cambios, no de la génesis de la biblioteca sino de su eficiencia. Nunca en la génesis, porque libros y tecnología tienen los mismos objetivos: ayudan, hacen más eficientes el acceso, la indagación. Es la tecnología que vino para quedarse y no hay que asustarse porque la sociedad la trajo, nosotros la trajimos, la creamos y es un cambio que produjo la sociedad.

¿Por qué razón las bibliotecas no cumplen con el rol que usted indica en el país?
No creo que alguien sea culpable o lo sea una parte, sino que la sociedad lo es. No creo que lo sean las autoridades sino también toda la educación. La educación y la cultura que no descubrieron todavía lo que significan las bibliotecas para el estudio, para la investigación.

La biblioteca por sí sola no puede cumplir con esta función. ¿Qué rol cumplen los bibliotecarios en esta tarea?
Es fundamental; por eso hablo de la sociedad y no de las autoridades solamente. Los bibliotecarios deben ser los hacedores de esa cultura. El bibliotecario tiene que prepararse, estudiar muchísimo, capacitarse según su perfil en la biblioteca en que trabaja. Tiene que capacitarse en pasantías antes de comenzar un cargo. No puede salir de una escuela de Bibliotecología sin tener una capacitación práctica en un lugar de trabajo. El médico también hace una práctica en un hospital, el dentista, el arquitecto… Nadie sale a construir nada sin una práctica previa.

En este punto, Puliotti informa que la Universidad cuenta con un convenio de pasantías con el Instituto Superior N´ 12, de esta ciudad, donde se estudia la carrera de Bibliotecología. “Ese es el aprendizaje del trabajo cotidiano, no de teoría y prácticas solamente, sino de cómo es el diario hacer en una biblioteca, qué significa. énicamente se despierta la pasión en contacto, no se puede despertar una pasión de lejos”, aporta Kolesas.”

Las bibliotecas escolares cumplen un rol fundamental…
Esa es la tesis fundamental de mi libro. Eso y cómo se llega a ese resultado en el trabajo cotidiano, cómo se llega a formar usuarios de información. Porque la información solamente, Internet solamente o las tecnologías de la información y la comunicación, no democratizan la información. Lo que hacen es acelerar el acceso. Pero, ¿cómo se lee? ¿Qué se lee? ¿Cuál es la significación de la lectura?

¿Se pueden complementar estas tecnologías?
Absoluta y totalmente. Lo que pasa es que hay que enseñar a hacerlo. En Estados Unidos el debate pasa por la necesidad o no de que cada alumno tenga su laptop. Todo eso nosotros ni siquiera lo cuestionamos, no hacemos estadística ni investigación de qué se lee y por qué.

Una forma de vida
Desde sus dos funciones principales, Mabel Kolesas trabaja con todos los niveles de la educación y desde allí interroga acerca de “por qué no podemos formar usuarios de información, por qué no podemos formar bibliotecas, por qué falta una cultura del conocimiento de lo que éstas representan”. E insiste, a lo largo de la charla, en que la visita a la biblioteca, más allá de motivos de estudio, “tendría que ser una forma natural y afectiva de vida”.

Recibida “hace mucho”, cuenta que los vaivenes políticos y sociales marcaron también el desarrollo de su carrera y el ejercicio mismo de la profesión. Pero ninguno de esos acontecimientos melló la pasión por los libros. “Porque -afirma- sin pasión no se puede trabajar”.

Otra necesidad básica
“Mayormente no se ve a la biblioteca en forma holística y ese es un error fundamental. Se ven carencias puntuales, cuando es necesario observarla de manera integral, cualquiera sea su nivel”, opina Mabel Kolesas.

“Es necesario -insiste- ver el todo, fundamentalmente cuál es el objetivo, la misión. Pero no empezamos a hacerlo desde el jardín de infantes, por lo que tenemos que volver a ese momento de despegue y comenzar paso a paso a crear la cultura de biblioteca, el afecto por las bibliotecas y el hábito por ellas, que tienen que formar parte de las necesidades básicas…Me van a decir que hay gente que no come, pero ahí está Promoción Social para ocuparse de eso. Cada cual que se ocupe de lo que se tiene que ocupar”.

Para los pueblos, bibliotecas
“Bibliotecas hay y es necesario crear muchísimas más. No es que tiene que haber una biblioteca pública en toda la ciudad. Yo soy muy exigente: quiero una biblioteca pública y 60 sucursales de la misma biblioteca”, afirma la especialista Mabel Kolesas.

Para todas las clases sociales
“Acá hay una especie de ideología de la pobreza que es inadmisible: no porque haya pobreza tiene que haber bibliotecas. Bibliotecas tiene que haber siempre. De hecho, las ciudades más ricas tienen las mejores bibliotecas para que las use todo el mundo“, argumenta.

Espacios públicos en los barrios
“En Estados Unidos me pasé horas en bibliotecas públicas de barrio que son sucursales de la central -ejemplificó Kolesas-. La Boston Public Library es la primera biblioteca pública del mundo, del año 1852, y la pidió la sociedad de Boston. Me conmovió saberlo, nunca vi una manifestación por bibliotecas acá”.

Fuente: http://www.ellitoral.com/index.php/diarios/2008/10/25/nosotros/NOS-01.html

Deja un comentario

Archivado bajo General

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s